Decidir someterse a un trasplante de cabello es un gran paso. Algunas personas luchan con la decisión por años antes de dar ese paso. ¿La cirugía es dolorosa? ¿Cómo se verá mi cabello después? ¿Qué pensarán mis familiares y amigos? Estas solo son algunas de las preocupaciones que tienen las personas al considerar sus opciones. Curiosamente, la pregunta que no les pasa por la mente tan a menudo es quizá la que debería estar de primera en la lista: ¿soy un candidato apto para un trasplante de cabello?

Es sorpresa para muchos descubrir que alguien que quiere un trasplante de cabello podría simplemente no calificar para uno. ¿No es algo que cualquiera puede hacerse? La respuesta corta es ‘no’. ¡Sigue leyendo para obtener una respuesta más larga y esclarecedora!

¿Qué está causando mi pérdida de cabello?

Por lo general, la respuesta a si eres o no un candidato apto para un trasplante de cabello se encuentra en la razón de tu pérdida de cabello. Si has perdido tu cabello debido a un accidente o quemadura, entonces hay una buena probabilidad de que seas un buen candidato para un trasplante. De forma similar, si tu pérdida de cabello ha ocurrido a lo largo de 4 o 5 años debido un patrón de calvicie masculino, también podrías ser el tipo de individuo que se beneficiaría de una cirugía de trasplante de cabello, particularmente si has alcanzado la clase 3 o más alta de la Escala Norwood.

Medir la progresión de tu pérdida de cabello es importante, ya que indica si tu calvicie se ha estabilizado o si es posible que continúe avanzando. Si no se ha estabilizado, hay un riesgo real de que la caída de cabello continúe después de haberte sometido a una cirugía. Tu cabello recién trasplantado podría no caerse, pero podrías perder el cabello alrededor. Si insistes en un trasplante de cabello mientras todavía tienes una cobertura significativa del cuero cabelludo, también existe el problema de una cirugía por trauma que debe considerarse. Aunque un proceso de trasplante es mínimamente invasivo, tu cuero cabelludo todavía podría reaccionar a la cirugía, causando que el cabello que tienes se caiga.

Los escenarios descritos arriba crearían un look raro y harían inevitable la necesidad de una cirugía en el futuro.

Consejo profesional

Si tu pérdida de cabello avanza muy lentamente, podría ser que lo que estás experimentando es un desarrollo de entradas y no su caída. Este es algunas veces el caso con hombres jóvenes que no tienen un historial familiar de calvicie. Puede que no tengan nada de qué preocuparse, y que no requieran un trasplante de cabello, aunque pueden ser apropiadas otras formas de tratamientos. Al otro lado de la balanza, retrasar un trasplante de cabello por demasiado tiempo hacer que el número de injertos requeridos no coincida con el cabello donante disponible.

Decidir el mejor momento para un trasplante de cabello no es una decisión que debes tomar por cuenta propia. Claro, las opiniones de los familiares y amigos son importantes para ayudarte a tomar la decisión. El consejo profesional es tan importante, o más, para ayudar a evaluar la idoneidad del procedimiento para tus necesidades. También es crucial que sea en el momento correcto para que el procedimiento cumpla por completo con tus expectativas y te dé el look estético que quieres.

Otras opciones de tratamientos

Por más extraño que suene, nunca ha habido un mejor momento para perder tu cabello. Eso se debe a que nunca ha habido un rango tan grande de tratamientos y procedimientos efectivos contra la pérdida de cabello. Los trasplantes de cabello ahora pueden brindar un cabello denso y natural que crecerá toda una vida, pero la cirugía nunca debería ser el primer recurso para los que buscan una solución para su problema de pérdida de cabello.

Los medicamentos como Finasterida o Minoxidil pueden ser usados para ralentizar la caída del cabello. Los procedimientos como la micropigmentación capilar (MSP), Mesoterapia, Tratamiento de Regeneración Celular, y la Terapia Láser de Bajo Nivel (LLLT) son todos tratamientos efectivos para ralentizar el ritmo de la pérdida de cabello y estimular el nuevo crecimiento. Solo cuando estas opciones hayan sido agotadas deberías considerar la intervención quirúrgica.

Pensamientos finales

Existen muchos problemas a considerar si estás pensando en someterte a un trasplante de cabello. Sin embargo, el que debería estar justo en el medio de todos es el relacionado a tu idoneidad para el tratamiento. Podría haber razones por la que no es apto para ti. Por ejemplo, podría haber un tratamiento más apropiado para tus necesidades particulares. La mejor forma de descubrirlo es hablando con un experto de cabello. Esa debe ser tu prioridad número uno.

Vinci Hair Clinic puede ayudarte con eso. Ofrecemos una consulta gratuita y sin obligación alguna para todos nuestros clientes nuevos. Podremos decirte si un trasplante de cabello es la mejor opción para ti, o si hay una mejor manera de abordar tu problema de pérdida de cabello. ¡Ponte en contacto hoy mismo y reserva tu cita!