La pérdida de cabello es algo que afecta a muchos de nosotros, independientemente de la edad o género. Puede ser provocada por diferentes cosas, incluyendo los genes, hormonas, estrés, y enfermedad. Aunque puede ser devastadora cuando ocurre, vale la pena recordar dos factores importantes: no siempre es permanente, y cada vez hay más y mejores formas de lidiar con ella.

Este artículo examinará algunos de los tratamientos naturales que han probado ser efectivos en la lucha contra la pérdida de cabello. ¡Sigue leyendo para conocer más!

Cinco remedios naturales para un cabello más denso

Si has notado que tu cabello comienza a caerse, ¡no entres en pánico! Aquí tienes cinco remedios naturales comprobados que puedes adoptar para darle densidad a tu cabello y fomentar el crecimiento de cabello nuevo.

#1        Masaje

Un estudio publicado en el 2016 demostró que los masajes regulares en la cabeza pueden lograr un cabello más denso debido a que las células dérmicas en el tejido subcutáneo son estiradas por la presión de los dedos. Los masajes también son una gran manera de estimular el flujo sanguíneo hacia el cuero cabelludo y los folículos pilosos. Ya que todos los nutrientes son transportados por el torrente sanguíneo, esto asegura que tu cuero cabelludo y los folículos pilosos obtienen las proteínas, vitaminas, y minerales que necesitan para apoyar el crecimiento de un cabello denso y saludable. Un masaje en la cabeza también ayuda a reducir tus niveles de estrés; un estrés que puede estar contribuyendo con la caída del cabello.

Puedes darte un masaje en la cabeza en menos de cinco minutos. Usa la punta de tus dedos para aplicar una presión gentil pero firme sobre tu cuero cabelludo, moviendo tus dedos haciendo círculos.

#2        Una dieta balanceada

Mejorar el suministro de nutrientes que recibe tu cuero cabelludo sirve de poco si no comes los alimentos correctos en primer lugar. Eso se debe a que una buena porción de los nutrientes que necesita nuestro cabello no es producida naturalmente por nuestro cuerpo y debe obtenerse de productos aplicados en nuestro cuero cabelludo (más de eso en el siguiente párrafo) o de la comida que consumimos. La dieta correcta es entonces crucial. Frutas, nueces, semillas, y huevos es lo que se recomienda. El pescado que es rico en ácidos grasos omega-3 también es bueno. Echa un vistazo a este artículo para más información sobre la elección de alimentos.

#3        Aceites

Los aceites son una gran fuente de nutrientes. El aceite de coco, por ejemplo, está lleno de ácido láurico. Este protege las raíces de tu cabello y ayuda a prevenir el quiebre. El aceite de coco puede ser usado como acondicionador y aplicado directamente en tus mechones. El aceite de romero también puede ser aplicado directamente o usado como un componente de tu champú y acondicionador. Contiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir la caída del cabello. También mejora la circulación de la sangre y promueve el crecimiento nervioso. El aceite de geranio hidrata y fortalece tu cabello. Puede ser añadido a un aceite base o a un champú y acondicionador y luego aplicado en el cuero cabelludo.

Estos tres aceites son humectantes naturales. Ya que el cabello seco es más propenso a romperse, mantener tu cabello hidratado y humectado asegura que se mantenga en buena condición.

#4        Ginseng

Un estudio realizado en el 2018 confirmó que el ginseng es un remedio natural para la pérdida de cabello. El estudio recomendó una mayor investigación sobre los efectos del ginseng, pero concluyó que el ‘ginseng y los ginsenósidos han demostrado regular la expresión y actividad de proteínas principales implicadas en las fases de crecimiento del cabello’. Este tiene el efecto de estimular la fase anágena del ciclo de crecimiento del cabello, retrasando la fase catágena.

El ginseng se encuentra en champús y acondicionadores, pero puede ser aplicado en su forma ‘pura’. También puede ser tomado oralmente como suplemento.

#5        Jugo de cebolla y limón

Dos de los remedios naturales menos conocidos contra la pérdida de cabello son la cebolla y el limón. Estos son remedios efectivos si puedes tolerar su aroma tan acre. Para usar el jugo de cebolla, necesitas cortar varias cebollas y exprimirles el jugo. Esto luego se aplica sobre el cuero cabelludo y se deja por 15 minutos antes de lavarlo con champú. El mismo proceso es usado para el jugo de limón. Ambos productos han demostrado mejorar el crecimiento del cabello y su calidad.

Conclusión

La buena noticia para aquellos experimentando pérdida de cabello es que existen muchísimos tratamientos y procedimientos disponibles para tratar efectivamente el problema. Sin embargo, no todos quieren ir por ese camino. Algunos prefieren acudir a remedios naturales. Si te encuentras en esa categoría, este artículo te ha dados unos tips útiles para darle densidad a tu cabello y estimular su crecimiento.

Si tienes más preocupaciones sobre la condición de tu cabello, el mejor curso de acción es hablar con un experto en el cabello lo más pronto posible. Vinci Hair Clinic puede ayudarte con eso. Somos una de las clínicas líderes en restauración del cabello, y ofrecemos una consulta gratuita y sin obligación alguna a nuestros clientes nuevo. ¡Ponte en contacto hoy mismo y reserva tu cita!