0

Probablemente sigas una rutina de belleza antes de acostarte. La rutina típica suele consistir en retirarse el maquillaje, limpiarse la cara y aplicarse tónico e hidratante. Puede que incluso te apliques crema y sérum de noche, para conseguir un cutis brillante y saludable. ¿Pero a tu pelo también le das el mismo nivel de cuidado?

Al igual que la piel, el cabello necesita un poco de cariño, sobre todo después de haber sido expuesto al calor, la suciedad y la contaminación. Es vital seguir una rutina de cuidado capilar por la noche, para mantener el cabello en buenas condiciones, y para que pueda hacerle frente a los agentes externos que lo dañan. Estos cuidados nocturnos son sencillos pero eficaces. Te permitirán nutrir tus hebras para que tengas un cabello más suave y manejable por la mañana.

Aplícate un tratamiento sin enjuague por la noche

Una buena forma de reparar los daños y mantener el cabello sedoso y brillante es nutrirlo con un tratamiento o acondicionador sin enjuague. Hay una gran variedad de acondicionadores sin enjuague, pero lo mejor es utilizar una fórmula que sea rica en nutrientes, y que contenga proteínas para fortalecer las hebras.

Como su nombre lo indica, este tipo de acondicionadores no necesitan enjuague, pero si te parece que son demasiado pesados para tu cabello, puedes usar un acondicionador, después de lavártelo con un champú reparador. Asegúrate de secarte bien el pelo antes de acostarte, ya que el cabello mojado es más frágil y propenso a las roturas.

Añade nutrición con aceite o sérum para el cabello

Algunas personas evitan el aceite, porque temen que les deje el cabello pesado y graso. Sin embargo, los productos capilares a base de aceite son más beneficiosos de lo que crees. Los aceites y sueros para el cabello son increíblemente versátiles. No solo les aportan brillo a las hebras, sino que también pueden controlar el encrespamiento y combatir la resequedad.

Aplícate dos o tres gotas en la palma de la mano, y distribúyelas por tus mechones, haciendo hincapié en los medios y las puntas del cabello. Asegúrate de no aplicártelo en el cuero cabelludo ni cerca de las raíces, para evitar cualquier sensación pegajosa.

Prueba una buena mascarilla capilar

Si te aplicas una mascarilla capilar por la noche, protegerás tus delicados cabellos mientras duermes. Como cualquier otro producto para el cuidado del cabello, las mascarillas tienen diferentes ingredientes, así que debes asegurarte de encontrar una que se adapte a tu tipo de cabello. Puedes encontrar un producto diseñado para obtener diversos beneficios adicionales, sobre todo hidratación, salud y suavidad.

Una vez que hayas encontrado la mascarilla adecuada para ti, utilízala por la noche después del champú. Aplícatela en el cabello, y déjala actuar de tres a cinco minutos. A continuación, enjuaga con agua fría para retener la humedad y mantener las hebras hidratadas.

Usa un gorro de seda

Si das vueltas mientras duermes, las puntas del cabello se te pueden romper, provocando daños y puntas abiertas. Además, el cabello también se te puede resecar, al perder sus aceites naturales. Para mantener tu pelo protegido mientras duermes, envuélvelo en un gorro de seda. Eso te ayudará a reducir la fricción, y te permitirá mantener tu peinado.

Invierte en una funda de almohada de satén o seda

La idea de usar seda para dormir no tiene nada que ver con la elegancia o el lujo. En realidad, si usas fundas de almohada de satén, raso o seda, se producirá menos fricción en el cabello, ya que éste se deslizará por la superficie más fácilmente. Estas telas también te ayudan a reducir el encrespamiento, sobre todo en el caso de los cabellos grasos y con textura. La idea es que puedas despertarte con más frescura, sin tener que preocuparte por el mal aspecto de tu cabello.

Opta por las trenzas

¿Quieres conseguir unas preciosas ondas playeras por la mañana, sin usar herramientas térmicas? Hacerte una trenza antes de dormir puede ser la solución perfecta. Hazte dos elegantes trenzas a cada lado de tu cabeza, o una sola trenza en la parte trasera, como una cola de caballo. Después, suéltala un poco para que el cuero cabelludo se suelte, de forma que la trenza no quede demasiado apretada. ¡Tendrás unas ondas adorables al día siguiente!

Sécate el pelo antes de irte a la cama

Después de un día largo y agotador, secarnos el pelo es lo último que queremos hacer. Pero dormir con el pelo húmedo no es bueno para tu cabellera. Recuerda que tu pelo es más débil cuando está mojado, así que dormir en ese estado puede provocar daños y roturas. Por lo tanto, lo mejor es que te acostumbres a secarte el pelo por completo antes de acostarte. En vez de usar una toalla, puedes secarte el pelo con una camiseta suave, sobre todo si no tienes tiempo ni energía para usar el secador.

Conclusión

Seguir una buena rutina de cuidado capilar por la noche es esencial para poder lucir un cabello hermoso al día siguiente. Si preparas tu cabello por la noche, podrás despertarte con unas hebras más sanas y listas para hacerle frente al calor, la contaminación, el sudor y otros factores que pueden dañarte el pelo. Además, pasarás menos tiempo frente al espejo al día siguiente, porque no necesitarás tanto esfuerzo para lograr un buen peinado.

Ponte en contacto con los especialistas de Vinci Hair Clinic. Contamos con los mejores expertos en el cuidado del cabello, para ayudarte a resolver cualquier problema capilar que tengas. Y te ofrecemos una consulta gratuita, para que empieces sin coste alguno. ¡Reserva tu cita hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X