0

Alrededor del 60% de las personas terminan presentando alguna forma de pérdida capilar para cuando tienen entre 35 y 50 años, ya sea como un signo más del envejecimiento o por otras razones. Sin embargo, el trasplante capilar se ha convertido en un procedimiento bastante popular para quienes desean reducir las entradas, aumentar la densidad del cabello y recobrar su autoestima. El procedimiento de trasplante capilar consiste en implantar cabellos extraídos de las partes más resistentes del cuero cabelludo, o de otras partes del cuerpo. Las zonas de donde se extraen los cabellos son conocidas como “zonas donantes”. Posteriormente, los pelos se implantan en las áreas del cuero cabelludo que presentan calvicie.

Hacerse un trasplante capilar puede parecer una gran solución, pero no todos son buenos candidatos para este tipo de procedimientos. No basta con sufrir pérdida capilar. Hay algunos factores que se deben tomar en cuenta para saber si este tratamiento es adecuado para usted.

¿Qué lo convierte en un candidato ideal para el trasplante capilar?

En esta sección de nuestro artículo analizaremos algunos de los factores que los cirujanos deben tener en cuenta a la hora de evaluar su idoneidad para cualquier trasplante capilar. A veces no es necesario que el paciente cumpla con todos y cada uno de los requisitos. En cualquier caso, será el médico quien determine si el trasplante puede resultar beneficioso para usted.

Edad del paciente

Aunque no hay límites de edad para los trasplantes capilares, la edad más idónea está entre los 30 y los 65 años. Esto se debe a que los pacientes menores de 30 años pueden experimentar una pérdida prematura del cabello, una condición que podría variar con el tiempo, a medida que la persona envejezca. Por otra parte, los pacientes mayores de 65 años no suelen ser considerados buenos candidatos para el trasplante, debido a que no les suele quedar cabello suficiente para realizar la operación. Sin embargo, dependiendo del tipo de pérdida capilar que presenten, los mayores de 65 años sí podrían calificar para el trasplante.

Tipo de pérdida capilar

El tipo de pérdida capilar es un factor esencial cuando se trata de determinar si alguien es un candidato ideal para el trasplante. Usted será un candidato perfecto si sufre de calvicie por patrones, una condición genética que sólo afecta a ciertas partes del cuero cabelludo, y que deja intactas a otras zonas, de las cuales se pueden extraer folículos capilares saludables. Si usted sufre de otros tipos de alopecia, es posible que tenga folículos de menor calidad, y por lo tanto el trasplante no sería exitoso. Esta es una de las principales razones por las que algunos pacientes son menos aptos para el procedimiento.

Volumen de los folículos pilosos

Es necesario que haya una cantidad considerable de folículos capilares sanos para que el trasplante tenga éxito. Además, la calidad y la cantidad de los folículos capilares a ser extraídos también puede indicarnos si un paciente reúne los requisitos para el trasplante. Es decir, antes de que el paciente pueda ser elegible para la cirugía, es necesario que tenga un volumen alto o moderado de folículos capilares en la zona donante.

La textura o el tipo de cabello

Se puede trasplantar cabello de cualquier textura, ya sea liso o rizado. Sin embargo, muchos cirujanos prefieren el pelo rizado, porque en estos casos sólo se requieren unas pocas hebras capilares para cubrir la misma superficie. A diferencia del cabello liso, el trasplante de cabello rizado es un poco más complejo. Las estructuras de los folículos capilares y de las hebras de cabello rizado difieren de las del cabello liso, por la forma en espiral que tienen desde la raíz hasta la punta. Para mantener intacta la estructura del cabello, los cirujanos deben manejar el cabello rizado con extremo cuidado. Por esta razón, el cabello rizado puede ser un poco más difícil de trasplantar que el cabello liso. La ventaja es que, debido a la naturaleza misma del cabello rizado, se pueden alcanzar mejores resultados en general, con más volumen y cobertura.

Color del cabello

El color del pelo es también un factor esencial que puede determinar la eficacia del procedimiento. Los pacientes que tienen el cuero cabelludo claro tendrán mejores resultados si el pelo natural es del mismo color que la piel (por ejemplo, piel clara y pelo claro, piel oscura y pelo oscuro), ya que se presenta menos contraste entre ambos, y sólo se necesitarían unos pocos injertos para lograr el resultado deseado. En otras palabras, cuanto menor sea el contraste entre el cabello y el cuero cabelludo, menos notoria será la zona que presenta calvicie, y por lo tanto el paciente será un candidato más adecuado para el trasplante.

El grosor del cabello

El grosor del cabello también nos ayuda a evaluar el éxito o la eficacia que puede tener el trasplante capilar. Un paciente con el pelo más grueso sólo necesitaría unos pocos injertos para obtener el mismo efecto que aquellos que tienen el pelo más fino. Cuando la luz impacta sobre el cabello, las zonas que presentan calvicie se hacen más evidentes. Si el paciente tiene cabellos más gruesos, se pueden cubrir mejor las zonas con calvicie.

Flexibilidad del cuero cabelludo

La laxitud del cuero cabelludo es uno de los factores más significativos a la hora de determinar la idoneidad de una persona para el trasplante capilar. Los pacientes podrán tener mejores resultados mientras más suelto y flexible sea el cuero cabelludo. Esto les permite a los cirujanos insertar los nuevos folículos capilares con mayor facilidad. Cuando el cuero cabelludo es particularmente apretado o inflexible, se hace difícil extraer y trasplantar los folículos capilares. Por lo tanto, este tipo de pacientes no son los más aptos para los procedimientos de trasplante o restauración capilar.

La salud del paciente

El trasplante de cabello es un procedimiento quirúrgico como cualquier otro, y por lo tanto el paciente debe gozar de buena salud antes de someterse a la cirugía. Tener un sistema inmunológico sólido ayuda a reducir el riesgo de complicaciones, y también permite una rápida recuperación.

¿Listo para una consulta?

Si después de leer este artículo te siguen quedando dudas y quieres determinar si el trasplante capilar es la opción más adecuada para ti, entonces lo mejor es que reserves una consulta con un especialista. En Vinci Hair Clinic contamos con verdaderos profesionales en restauración capilar, que podrán evaluar tu caso para determinar si el trasplante es la mejor alternativa de restauración capilar. Si no eres apto para un trasplante, el profesional te dirá cuál es la mejor opción para ayudar a restaurar tu cabellera. Contáctanos hoy mismo y reserva tu consulta para que empieces el camino que te llevará a la restauración de tu cabello.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X