0

No hay duda de que los nudos y los enredos son bastante molestos. No puedes pasarte los dedos por el pelo, y hasta una brisa suave te puede estropear el peinado. Todo el mundo quiere tener un cabello liso y manejable, pero conseguirlo no es tan fácil. Al final, puedes sentir la tentación de cortarte el pelo, solo para deshacerte de esos enredos tan fastidiosos.

Por muy frustrantes que sean esos nudos, hay varias formas de desenredar tu melena sin tener que recurrir a un corte de pelo del que luego te podrías arrepentir. Tal vez hayas tratado de desenredarte el pelo de forma incorrecta. Antes de que le causes un daño importante a tu cabellera, sigue los consejos y trucos que te damos en este artículo, para que puedas mantener esos enredos a raya. Con un poco de paciencia, una técnica correcta y unos buenos productos, podrás desenredar hasta los nudos más rebeldes.

Usa un buen desenredante

Si quieres desenredarte el pelo de forma fácil e indolora, un desenredante de calidad podría ser la solución. Vierte una fórmula espesa en la superficie de tu cabello, para alisar los tallos capilares y rellenar los quiebres y las divisiones. Así también podrás reducir la fricción entre los mechones, y será más fácil desprender los nudos. Las fórmulas más recientes también pueden contener manteca de karité y aceites nutritivos con propiedades hidratantes, para desenredar y acondicionar el cabello al mismo tiempo.

A diferencia de los acondicionadores sin enjuague, los desenredantes requieren el uso de acondicionador. Es necesario que elimines el producto con tu champú y acondicionador favoritos, después de su aplicación.

Cepíllate el cabello antes de lavártelo

Algunas personas se meten en la ducha en lo que se levantan, sin dedicarle un tiempo a sus mechones llenos de nudos. Debes evitar ese error tan común, ya que puede empeorar las cosas. Mientras esperas a que se caliente el agua de la ducha, pásate un peine o un cepillo de púas anchas por todo el cabello. Avanza en secciones pequeñas, empezando por la parte inferior, y ve subiendo hacia la coronilla. Así evitarás los tirones, y no le aplicarás tensión innecesaria a tu cabello.

No te saltes el acondicionador

El champú nunca es suficiente. Tu kit de cuidado capilar siempre debe incluir un acondicionador rico en nutrientes, sobre todo si tienes el pelo rizado. El acondicionador alisará tus rizos, suavizará tus mechones secos y le devolverá a tu cabello esa hidratación que tanto necesita, para que sea menos propenso a los enredos.

Asegúrate de cubrirte todo el cabello con el acondicionador, para maximizar sus efectos nutritivos y desenredantes. Concéntrate en los medios y en las puntas, y aléjate del cuero cabelludo. Después pásate los dedos por el cabello, con delicadeza. También puedes utilizar un peine de púas anchas, para deshacerte de los nudos y distribuir la fórmula uniformemente por toda tu cabellera.

Aplícate aceite para el cabello

No es ningún secreto que los aceites para el cabello son increíblemente versátiles. Hidratan y suavizan las hebras, ayudan a prevenir la caída del cabello, fortalecen las raíces, nutren el cabello y mucho más. Sin embargo, todo depende de la fórmula que utilices. Sea cual sea el aceite capilar que escojas, ten por seguro que también podrá actuar como lubricante, para desenredar tu cabello débil y reseco.

Mascarillas para una hidratación instantánea

Si el pelo siempre se te pone apelmazado, puede ser un síntoma de que lo tienes seco y dañado. Aunque la resequedad del cabello puede tener varias causas, normalmente se debe a que las hebras no pueden recibir o retener la humedad necesaria para poder mantenerse sanas. Ahí es donde entran en juego las mascarillas capilares, que ayudan a nutrir el pelo profundamente.

Las mascarillas capilares son fórmulas concentradas que se usan para darle una hidratación adicional al cabello. Pueden mantener tu pelo fuerte, solucionando diversos problemas capilares. Además, le aportan un brillo significativo a tu melena, y pueden controlar el encrespamiento, reparar la sequedad y minimizar los enredos.

Ten cuidado al secarte con la toalla

Si decidiste dejar a un lado el secador y quieres usar una toalla para secarte el pelo, estás en el camino correcto. Evitar la exposición al calor del secador es buena idea, pero si usas la toalla de forma incorrecta, también podrías provocarte quiebres y pérdida capilar. No te frotes ni te retuerzas el pelo con la toalla de baño, porque podrías alterar la estructura de las cutículas del cabello, lo que generará encrespamiento, puntas abiertas y más enredos.

Cuando te seques el pelo con la toalla, hazlo con suavidad. Lo mejor es que uses una camiseta de algodón, o una toalla de microfibra para el cabello. Estas telas pueden brindarte una mejor protección contra los daños. Si usas esta técnica de secado, podrás mantener la salud y la plenitud de tus delicadas hebras.

Sigue una rutina de cuidado capilar antes de dormir

La forma como trates a tu cabello por la noche determinará la textura y el aspecto que tendrá por la mañana. Las fundas de almohada de algodón tienden a absorber los aceites naturales del cabello, haciendo que el pelo se ponga seco, quebradizo y propenso a los enredos. Antes de acostarte, hazte una trenza para protegerte mejor el pelo, y usa una funda de almohada de satén o seda, para minimizar cualquier fricción y prevenir las roturas.

Conclusión

No importa cómo tengas el pelo. Sea natural, tratado químicamente, liso, rizado, largo o corto, lo más probable es que te hayas enfrentado a los enredos en alguna ocasión. Muchos se sienten tentados a recurrir a las tijeras, pero siempre es mejor utilizar una fórmula y una técnica adecuadas, para acabar con esos irritantes enredos y nudos sin arriesgarnos a dañar el pelo.

Si se te está cayendo el pelo o tienes sensibilidad en el cuero cabelludo, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos para todos nuestros clientes nuevos. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X