¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

  • Español
  • Español

¿Tienes el pelo encrespado? Estos consejos te pueden ayudar

A veces nos vemos al espejo y notamos que nuestro cabello está todo encrespado, como si un helicóptero nos hubiese pasado por encima. Y aunque nos esforcemos por mantenerlos bajo control, esos mechones rebeldes siempre terminan haciendo lo que les parece. A veces el pelo se nos pone como el de un científico loco.

Muchas personas sufren de encrespamiento. Si sufres ese problema, no te desesperes. En este artículo vamos a revisar cuáles son las causas de esa situación, y te diremos cómo puedes tratarla. Sigue leyendo para que descubras las mejores formas de controlar el encrespamiento.

¿Cuáles son las causas?

El encrespamiento es un problema con múltiples aristas y diferentes causas. Sin embargo, el problema principal es la resequedad capilar. Si tu cabello carece de humedad, seguramente será más propenso a encresparse. El problema se agrava con el aire húmedo, ya que éste contiene una mayor proporción de vapor de agua. Estas moléculas de agua están cargadas de átomos de hidrógeno, las cuales se adhieren al cabello y hacen que las hebras se retuerzan, se doblen y se adhieran unas con otras. El resultado es un desastroso encrespamiento.

La solución a largo plazo es abordar el problema de la resequedad, hidratando regularmente el cabello y el cuero cabelludo. A corto plazo, puedes abordar algunas de las otras aristas del problema. Te lo vamos a explicar a continuación.

Duchas calientes, toallas y utensilios…

Duchas calientes

¿A quién no le gusta pasar un buen rato bajo una ducha bien caliente? A todos nos gusta. Sin embargo, lamentablemente el agua caliente priva al cabello y al cuero cabelludo de buena parte de la grasa natural que lo mantiene hidratado. Si tu cabello ya es propenso a la resequedad, no será nada bueno exponerlo a ese calor. El resultado más probable será el encrespamiento. Para solucionar este problema, simplemente baja un poco la temperatura del agua.

Uso excesivo de herramientas térmicas

Si te encantan las planchas, los rizadores, los secadores y los cepillos de aire caliente, tal vez deberías preguntarte si dependes demasiado de esas herramientas térmicas. Todos esos utensilios favorecen el encrespamiento cuando se utilizan en exceso. Al igual que las duchas calientes, pueden despojar al cabello de su humedad natural, dejando las hebras secas y dañadas. Reduce su uso al mínimo, y aplícate siempre un protector térmico en el cabello antes de utilizar tu herramienta térmica favorita.

Usa las toallas con cuidado

Tal vez hayas decidido usar una toalla para secarte el cabello, en vez del secador. Eso debería ser lo correcto, ¿verdad? Bueno, ciertamente puedes ganarte algunos puntos por ese esfuerzo extra, pero en realidad todo depende de cómo estés usando la toalla. Si te envuelves la toalla en el pelo como un turbante, puedes estar despojándolo de su grasa y su humedad natural, así que no es una buena idea de todos modos. Usa una toalla de microfibra, y sécate el pelo con suavidad. Evita frotártelo o secártelo con fuerza. Si lo haces, además de provocar rotura capilar y encrespamiento, podrías terminar añadiéndole electricidad estática a tu cabello.

Rotura y puntas abiertas

Cuando hablamos de rotura capilar, tenemos que hablar también de tu técnica de cepillado. Cepillar el cabello con demasiada fuerza, o con demasiada frecuencia, puede hacer que las hebras se rompan. El cabello quebradizo y las puntas abiertas son más propensos al encrespamiento, lo cual no es nada positivo. Dejar las puntas abiertas como están no debería ser una opción, porque si no se tratan adecuadamente, la situación termina empeorando. Lo recomendable es recortar las puntas regularmente. Si no puedes ir a la peluquería con la debida frecuencia, al menos utiliza un sérum para disimular las puntas abiertas. El sérum también ayuda a sellar la hidratación en el cabello después del lavado.

Usa tus productos de forma inteligente

Al principio de este artículo hablamos sobre el efecto que tiene la humedad sobre el cabello seco. Es un factor importante, porque causa encrespamiento. No podemos controlar el clima o el aire que nos rodea, pero sí podemos escoger los productos que usamos. Opta por un acondicionador ligero sin enjuague, para mantener tus hebras bien hidratadas. Si todavía no usas aceites hidratantes para el pelo, tal vez sea el momento de empezar a hacerlo. Aplícate un poco de laca para mantener tu cabello en su sitio durante los días más húmedos.

Conclusión

El encrespamiento es una de las muchas molestias con las que tenemos que lidiar en la vida, pero lo importante es que se puede tratar. Las personas con cabello seco o fino son más propensas a sufrirlo, pero nadie es inmune a él. Si sigues algunos de los pasos que hemos descrito en este artículo, podrás controlar tus mechones más rebeldes.

Si te preocupa el estado de tu cabello, o quieres combatir el adelgazamiento o la caída del mismo, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. A todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y reservar tu cita. Tenemos clínicas por todo el mundo, así que probablemente no estamos lejos de ti.