0

Un cabello brillante y manejable siempre ha estado relacionado con la juventud y la belleza. Por eso no es de extrañar que tanta gente busque mejorar el aspecto de su cabellera. El cabello puede revelar mucho sobre nuestra salud, y por eso queremos tenerlo suave y hermoso durante todo el día. Además, ¿quién no quiere tener una melena llena de cuerpo y vida, bien nutrida y con mucho movimiento?

Por desgracia, muchas personas tienen el cabello seco, rígido y áspero al tacto. Aunque todos queremos tenerlo suave y sedoso, muchas veces nos queda con una textura crujiente y quebradiza. Aunque lo más fácil es echarle la culpa a la humedad o al clima, nuestro estilo de vida y nuestras prácticas de cuidado también pueden estar detrás del desastroso estado de nuestro cabello. Con solo hacer unos pocos cambios en tu rutina, podrás restaurar el brillo natural de tu pelo, haciendo que se vea más suave y luminoso.

6 consejos para controlar el pelo rígido

Como ya hemos dicho, la resequedad en el cabello puede ser consecuencia de una mala práctica de cuidado. Tal vez usas el secador con un ajuste de calor demasiado alto, o te aplicas productos químicos en exceso. Estos problemas capilares también pueden aparecer debido a una nutrición inadecuada, por el uso de ciertos medicamentos o por la pérdida de hidratación causada por las condiciones ambientales.

Incluso las actividades que más te gustan, como la natación, pueden estar arruinándote el cabello. Sin embargo, independientemente de la causa de tu problema, los siguientes consejos podrán ayudarte a mantener tu melena fuerte, sedosa y con un aspecto saludable.

Opta por un tratamiento nutritivo

Si tienes el cabello rígido, es probable que se deba a la rutina de cuidado que estás siguiendo. Tal vez estás utilizando productos que no son buenos para tu tipo de cabello, o quizás tu cuero cabelludo no está recibiendo los nutrientes que necesita. Por lo tanto, empieza tu rutina utilizando un champú nutritivo que limpie y acondicione tu cabello. Después usa un acondicionador rico en nutrientes, que le aporte minerales, proteínas y vitaminas a tu cabellera.

Evita los champús con sulfatos, o los que tengan ingredientes que puedan resecarte el pelo. Usa algún producto con romero, glicerina y aceites vegetales, para estimular la retención de humedad y reparar las hebras secas.

Utiliza un acondicionador sin enjuague

Después de lavarte el pelo y antes de peinarlo, utiliza un acondicionador ligero sin enjuague para potenciar la hidratación. Elige un producto que te aporte brillo, y que no te deje el cabello grasoso y pesado. Este es un paso importante, porque te ofrece propiedades desenredantes y un alto nivel de hidratación.

Hay muchas fórmulas capilares diferentes, para tratar problemas y necesidades específicas. Pero sea cual sea tu tipo de cabello, puedes beneficiarte de un buen acondicionador sin enjuague. Este producto retiene la humedad y les brinda a las hebras los nutrientes vitales que necesitan, haciendo que se pongan más suaves y sedosas. Muchos acondicionadores sin enjuague también contienen elementos de protección contra el calor, para proteger el cabello de los daños causados por el calor, una de las principales causas del cabello rígido y falto de vida.

Busca una mascarilla capilar de hidratación profunda

Si tienes el cabello seco y rígido, probablemente necesitas algo más que tu champú y acondicionador habituales para mejorar su estado. Para el cabello seco, es recomendable utilizar una mascarilla capilar de hidratación profunda al menos una vez por semana.

Elige una fórmula con aceites hidratantes e ingredientes nutritivos. Debe ser lo suficientemente ligera como para penetrar en el tallo del cabello de forma eficaz, pero lo suficientemente densa como para saturar las hebras por completo. Evita dejarte la mascarilla por demasiado tiempo, porque sus restos pueden acumularse en el cuero cabelludo, haciendo que tu cabello se ponga lacio.

Limita el uso de herramientas térmicas

Probablemente ya sepas que las planchas y rizadores pueden causar estragos en tu cabello. En efecto, el pelo se puede poner rígido y opaco, sobre todo si le aplicas calor con frecuencia. Debes reducir el uso de las herramientas térmicas en la medida de lo posible. Si no puedes evitar el uso del calor, al menos usa un protector térmico en forma de suero o aerosol, para reducir los daños potenciales.

Reduce el uso de productos de peinado

A todos nos gustan los productos de peinado, porque nos permiten conseguir ese estilo que tanto deseamos. Estas fórmulas únicas pueden transformar un look cotidiano en algo chic y elegante, para ocasiones formales o informales.

Sin embargo, el problema con algunos productos de peinado es que pueden restarle hidratación al cabello, dejándolo áspero y quebradizo. Por eso debemos tratar de reducir los productos que nos ponemos en el pelo.

Minimiza los tratamientos químicos

Probablemente te guste experimentar con diferentes colores de pelo, o tal vez quieras alisártelo. Aunque estos cambios pueden ser divertidos y emocionantes, no son muy beneficiosos que digamos para la salud del cabello.

Los tintes y las decoloraciones frecuentes pueden tener consecuencias negativas, así que debes limitar estos procedimientos químicos. Puedes lucir tu cabello con su textura natural, para que pueda desarrollar su máxima suavidad y luminosidad.

Conclusión

Luchar contra la rigidez capilar puede ser frustrante, sobre todo si la causa está fuera de tu control. Pero en vez de empeorar el problema con rutinas poco prácticas, es hora de que sigas un régimen de cuidado capilar que te permita mantener tu pelo flexible, fácil de peinar y lleno de vida.

Aunque es fundamental saber cuidarnos el cabello a diario, también hay que saber tomar medidas más urgentes cuando las cosas se salen de control. Los profesionales de Vinci Hair Clinic están especializados en la restauración del cabello, usando las técnicas médicas y quirúrgicas más avanzadas. Si sufres pérdida capilar, aprovecha la consulta gratuita que les ofrecemos a nuestros nuevos clientes. ¡Ponte en contacto con nosotros hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X