Tarde o temprano, todos vamos a envejecer. A medida que nos hacemos mayores, nuestro cuerpo se vuelve menos eficiente para realizar tareas rutinarias, aunque esas mismas tareas no suponían ningún problema cuando éramos más jóvenes. Eso no sólo se aplica a actividades físicas como subir escaleras o destapar botellas, sino también a las funciones internas del cuerpo. Así, por ejemplo, a partir de los cincuenta la capacidad del cuerpo para procesar nutrientes empieza a caer en picado. El resultado es que nuestros folículos pilosos no reciben todas las proteínas, minerales y vitaminas que necesitan para producir cabellos fuertes y sanos. Esa es una de las razones por las que nuestro cabello se pone más fino a medida que envejecemos.

Aquí vamos a analizar cómo podemos abordar ese problema. Nos vamos a centrar en dos suplementos que todos los mayores de cincuenta años deberían considerar. ¡Sigue leyendo para que descubras más!

La importancia de una buena dieta

Siempre que te preguntes cómo puedes mantener la salud de tu cabello, debes recordar el siguiente principio: todo lo que es bueno para tu salud en general también es bueno para tu cabello. Y viceversa: lo que es malo para la salud, también es malo para el cabello. La dieta es un buen ejemplo de ello. Sabemos que comer alimentos con un buen equilibrio de nutrientes es crucial para poder llevar una vida sana. Pero parece que no todo el mundo sabe que una buena alimentación es igual de importante para la salud del cabello.

El vínculo entre la alimentación y la salud del cabello se hace más fuerte a medida que envejecemos, ya que nuestro cuerpo va perdiendo la capacidad de absorber completamente esos nutrientes tan importantes. Por eso a veces tenemos que recurrir a distintos suplementos, para asegurarnos de recibir los nutrientes que necesitamos. A continuación repasamos dos de los elementos más importantes.

Biotina

Si hablamos de suplementos capilares para estimular el crecimiento del cabello, pocos pueden superar a la biotina. También conocida como vitamina B7, la biotina se encuentra en alimentos como los huevos, la leche, los aguacates, las semillas, los frutos secos y los plátanos. Pero es difícil determinar si estamos consumiendo suficiente biotina, ya que no existe una prueba sencilla que nos permita comprobar los niveles de este elemento en nuestro organismo. Es por ello que, por lo general, la deficiencia de biotina solo se hace evidente cuando aparecen determinados síntomas, como el adelgazamiento capilar o un antiestético sarpullido facial. Ya con eso tenemos dos buenas razones para evitar la deficiencia de esta sustancia.

La biotina actúa estimulando el flujo sanguíneo hacia los folículos pilosos. La sangre es la que transporta el oxígeno y los nutrientes al cuero cabelludo, así que la biotina cumple una función muy importante. Si los folículos pilosos pueden recibir un mejor suministro de nutrientes, se debería apreciar un crecimiento más fuerte del cabello.

Los suplementos de biotina no presentan efectos secundarios importantes, siempre que se tomen siguiendo la dosis recomendada. Si tomas más, podrías experimentar algún brote de acné, pero eso suele remitir una vez que el cuerpo se acostumbra al suplemento.

Colágeno

El colágeno es una proteína común que se encuentra en los huesos, los tendones, los músculos y la piel. Su función principal es proporcionar fuerza, estructura y conectividad al cuerpo. El colágeno también es responsable de la elasticidad de la piel, y la ayuda a cicatrizarse cuando sufre algún corte o herida. Su relación con el crecimiento del cabello se debe a que entre sus funciones está la de suministrar los aminoácidos necesarios para construir la queratina, otra proteína que se encuentra en el cabello, la piel y las uñas. La queratina alisa las células que forman las hebras, dándole un brillo saludable al cabello.

El problema con el colágeno es que, a medida que envejecemos, nuestro cuerpo empieza a producirlo en cantidades mucho menores. Por lo tanto, también se reduce la cantidad de queratina que tenemos disponible para nuestras hebras. Además, el papel del colágeno en el mantenimiento de la elasticidad de la piel también se ve afectado. Cuando el cuero cabelludo pierde esa elasticidad y flexibilidad, a los folículos pilosos se les hace más difícil sujetar las hebras, y el cabello se cae en mayor cantidad.

Cuando somos jóvenes, una dieta con muchas frutas y verduras nos ayuda a mantener nuestro cuerpo lleno de colágeno. Pero cuando llegamos a la edad madura, lo más probable es que necesitemos una ayuda extra. Es entonces cuando debemos aprovechar los suplementos de colágeno.

Conclusión

El adelgazamiento del cabello es un problema común en las personas mayores, pero hay cosas que podemos hacer para ralentizar el proceso y conservar nuestras hebras por el mayor tiempo posible. Una de las medidas que podemos tomar es asegurarnos de que nuestros folículos pilosos reciban los nutrientes que tanto necesitan. Los suplementos que hemos destacado nos pueden ayudar en ese sentido.

Si te preocupa la caída o el debilitamiento de tu cabello, lo más recomendable es que consultes a un especialista. Como la mayoría de las cosas en la vida, la pérdida del cabello se puede tratar de forma más eficaz cuando se aborda a tiempo. Vinci Hair Clinic puede ayudarte a cumplir ese objetivo. Somos una de las mejores organizaciones de restauración capilar del mundo, y tenemos clínicas por todo el planeta. A todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos. ¡Ponte en contacto y reserva tu cita ahora mismo!