0

Llevar el pelo al natural es estupendo, pero a veces puede resultar un poco aburrido. A las mujeres les encanta probar cosas diferentes, y experimentar con distintos peinados. Si quieres cambiar tu cabellera, podrías probar haciéndote una texturización. ¿Ya sabes en qué consiste este procedimiento?

Para empezar, no es nada novedoso. Muchas mujeres (sobre todo afroamericanas) se han estado texturizando el pelo, aproximadamente desde los años 90. La texturización es un proceso que ayuda a relajar los rizos más ensortijados. Sigue leyendo para que conozcas más sobre la texturización y los texturizadores.

Texturizador y cabello texturizado

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo un cabello texturizado que un cabello con textura. La idea de la texturización es darle al cabello un aspecto más natural, aflojando el patrón de rizos preexistente. Las mujeres utilizan un producto llamado texturizador, para aflojar esos rizos sin llegar a alisar el cabello por completo.

Texturizar vs alisar

Para ambos procesos se usa una base química, pero la texturización es mucho más suave. Además, los texturizadores no alteran por completo el patrón de rizado natural del cabello. Es diferente del alisado, ya que éste cambia por completo la textura natural del cabello. ¿Pero por qué alguien querría texturizarse el cabello?

Las ventajas de usar texturizador

El uso del texturizador le brinda numerosos beneficios al cabello. Sin embargo, este procedimiento hace uso de sustancias químicas, para alterar el equilibrio del pH del cabello o del cuero cabelludo, lo que puede provocar quemaduras o irritaciones. Por lo tanto, siempre debes hacerte una prueba de parche antes de usarlo, para evitar cualquier reacción adversa.

¿Qué puede hacer el texturizador por tu cabello?

El principal beneficio del texturizador es que le añade volumen al cabello. Además, nos puede ayudar a darle brillo a los rizos, y a reducir el encrespamiento y los cabellos sueltos. También puede hacer que las hebras se sientan más ligeras, mejorando su manejabilidad. Además, es más fácil dejar crecer el cabello texturizado que el alisado.

Entender el proceso de texturización

Las sustancias químicas de los texturizadores pueden cambiar la estructura del cabello de forma permanente. Estos productos químicos alteran la queratina, dándole una estructura fija al cabello. Cuando usamos un texturizador, rompemos los enlaces de hidrógeno de los aminoácidos. Estos aminoácidos son los que hacen que el pelo se rice, por lo que la ruptura de sus enlaces de hidrógeno da lugar a rizos más sueltos.

Tipos de texturizadores

Podemos escoger entre dos tipos de texturizadores: con lejía o sin ella. La lejía puede ser abrasiva para el cabello, y su uso excesivo puede quemar el cuero cabelludo. Por eso es más recomendable usar una fórmula sin lejía.

¿Qué pasa con tus rizos?

Si utilizas un texturizador y tienes rizos en forma de S, es probable que veas un cambio significativo en su forma y textura. Los resultados serán menos predecibles si tus rizos son en forma de Z.

Cómo utilizar un texturizador

No existe una forma concreta de aplicar el texturizador. Basta con aplicarlo en el cabello de manera uniforme, y esperar entre cinco y diez minutos, no más. Después hay que enjuagar el producto con un neutralizador, para detener el proceso de texturización.

Si te aplicas el texturizador con demasiada frecuencia, podrías terminar dañándote el pelo. Por eso, los expertos recomiendan utilizar tratamientos capilares o acondicionadores con proteínas o a base de hierbas, para minimizar cualquier daño.

Tres consejos para cuidar el cabello texturizado

Usa los productos adecuados

Lo ideal es que consultes con un peluquero o estilista profesional. Así podrán indicarte qué productos se adaptan a tu cabello texturizado. También te ayudarán a mantener niveles adecuados de brillo e hidratación.

Mójate el pelo a diario

Debes mojarte el cabello todos los días, para ayudar a reestructurar tus rizos. Además, peinar tu cabello húmedo te ayudará a eliminar el encrespamiento y los enredos. Sin embargo, ten cuidado de no peinarte con demasiada fuerza, porque el cabello es mucho más frágil cuando está húmedo.

Usa el champú y el acondicionador recomendados

Acondicionar regularmente el cabello es esencial para poder mantenerlo suave. Por lo tanto, la recomendación es que te lo laves con champú y acondicionador, al menos cuatro veces por semana. No olvides consultar a tu estilista o peluquero, para que te indiquen qué champú y acondicionador deberías usar.

Conclusión

Hoy en día las mujeres tienen la posibilidad de recurrir a los texturizadores, para cambiar el volumen y la textura de su cabello. Estos productos nos permiten tener un cabello más manejable, de forma que podamos peinarlo fácilmente y como queramos.

Independientemente de que te texturices el pelo o no, hay muchos estilos de peinado que pueden provocar caída del cabello. Si sospechas que el peinado que usas te está debilitando el pelo, no dudes en ponerte en contacto con Vinci Hair Clinic. Tenemos décadas de experiencia en el campo de la restauración capilar, así que podemos encontrar la solución más adecuada para ti. ¡Reserva hoy mismo tu consulta gratuita sin ningún compromiso!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X