0

Si tienes el pelo apagado, seco y encrespado, tal vez hayas tratado de revitalizarlo con varios productos, sin obtener ningún resultado. Tal vez tu cabello siga sin vida y, lo que es peor, quizás esté propenso a dañarse. Si ese es el caso, ¿por qué no pruebas una técnica que te permitirá refrescar la textura de tu cabello, rejuveneciendo la cutícula y los folículos pilosos?

Este truco natural de cuidado capilar, conocido como vaporización del cabello, está ganando cada vez más adeptos. Consiste en utilizar un vaporizador para manipular la forma en que el cabello absorbe la humedad de los productos que se le aplican. Su uso no es nuevo, ya que han sido muchos los expertos y entusiastas de la belleza que han aprovechado sus beneficios para poder lucir una cabellera más fuerte y saludable.

En este artículo vamos a arrojar un poco de luz sobre este asunto. Luego podrás decirnos si te parece que la vaporización merece toda esa atención que ha recibido en el mundo de la belleza.

¿Qué es un vaporizador para el pelo?

Como su nombre lo indica, el vaporizador es un aparato que produce vapor para hidratar y devolverle la vida a las hebras capilares. Abre las cutículas del cabello y permite que los aceites, los tratamientos y otros productos penetren en la fibra capilar, para conseguir la máxima hidratación y humectación posible.

¿Cómo funciona la vaporización capilar?

En cierto sentido, el principio de la vaporización capilar es el mismo que el de la vaporización facial, la cual ayuda a descongestionar los poros y permite que los ingredientes beneficiosos penetren en la piel a mayor profundidad. De la misma forma, el vaporizador capilar genera un calor húmedo para que las cutículas del cabello se hinchen ligeramente, con el fin de que los folículos y los poros del cuero cabelludo se abran y se logre una mejor absorción de la humedad y de los ingredientes en cuestión.

Las personas con pelo texturizado y rizado también pueden beneficiarse mucho de la vaporización capilar. Esta técnica es excelente para mantener la definición de los rizos, reforzar la salud del cabello y rehidratarlo. Deja el pelo más brillante, y revitaliza los rizos encrespados y sin vida.

La vaporización no solo es beneficiosa para el cabello, sino también para el cuero cabelludo. El calor húmedo ablanda las células de la piel en la zona de las raíces, de forma no invasiva. Como resultado, se facilita la eliminación de las células muertas y se mejora la circulación sanguínea.

Los cuatro pasos sencillos de la vaporización capilar

Puede parecer un proceso engorroso, pero la vaporización capilar es fácil de hacer. Hay diferentes métodos o herramientas que puedes utilizar, pero el proceso se reduce a cuatro simples pasos.

Lavar y acondicionar el cabello

Independientemente del vaporizador que utilices, lo primero que tienes que hacer es lavarte bien el pelo, porque la vaporización funciona mejor con el cabello bien limpio. Utiliza un champú sin sulfatos para eliminar el exceso de grasa y suciedad. Luego aplícate un acondicionador profundo, para darle algo de hidratación. El acondicionador también refuerza el cabello y lo deja más suave. Si lo prefieres, puedes usar aceite capilar en vez de acondicionador. Cuando termines, cúbrete el pelo con un gorro de ducha.

Que comience el vapor

Coloca la tapa del vaporizador dentro del microondas, y caliéntala según las instrucciones. Cuando esté lista, coloca el utensilio de forma que quede lo suficientemente alto como para cubrir tu cabeza. Asegúrate de estar en una posición cómoda, ya que el proceso puede tardar un rato en completarse.

Enjuágate el cabello

Una vez terminada la sesión de vapor, enjuágate el acondicionador o el aceite que te habías aplicado en el cabello. Lo ideal es que uses agua tibia para retirar bien los restos de esos productos capilares.

Aplícate un suero

Ahora podrás disfrutar de un cabello más suave e hidratado. Para conseguir el mejor resultado posible, termina el tratamiento aplicándote un sérum capilar por toda tu cabellera.

Preguntas frecuentes sobre la vaporización capilar

Es posible que todavía tengas algunas inquietudes o dudas sobre este proceso. Vamos a intentar resolverlas, respondiendo algunas de las preguntas más frecuentes sobre el tema.

¿Con qué frecuencia me puedo vaporizar el cabello?

Aunque no hay duda de que es muy beneficioso añadir la vaporización a nuestra rutina de cuidado capilar, no debemos usar el vaporizador todos los días. Préstale atención al estado en que está tu cabello. Si notas que está muy seco, difícil de manejar y sin brillo, a pesar de haber usado varios productos hidratantes, entonces probablemente sea buena idea utilizar el vaporizador.

¿Cuánto debe durar la sesión de vaporización?

No debes apresurarte y terminar tu sesión antes de lo esperado, pero tampoco debes excederte. Veinte o treinta minutos deberían ser suficientes para que recibas todos los beneficios que el tratamiento te puede brindar.

¿Quién no debe utilizar la vaporización capilar?

En general, cualquier persona puede beneficiarse de la vaporización, independientemente de su tipo de cabello. Pero si sufres problemas graves en la piel o en el cuero cabelludo, como eczema o psoriasis, tal vez sea mejor que consultes a un profesional antes de utilizar el aparato.

Conclusión

Si has decidido incluir la vaporización en tu rutina de cuidado capilar, entonces vas por buen camino. Solo tienes que asegurarte de utilizar un producto de alta calidad, que sea adecuado a tus necesidades, para sacarle el máximo provecho a cada sesión. Si te la haces de forma correcta, la vaporización puede hacer que tu cabello esté más suave, brillante y sano.

En Vinci Hair Clinic nos especializamos en el tratamiento de la caída del cabello, y estamos a tu disposición para hacerte un diagnóstico y ofrecerte las mejores opciones de tratamiento de acuerdo con tu caso. Si estás experimentando síntomas de calvicie, entradas o adelgazamiento capilar, ponte en contacto con nosotros y reserva tu consulta gratuita hoy mismo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X